Trucos para nuestro rostro: la exfoliación casera

Trucos para nuestro rostro: la exfoliación casera 

Exfoliar el rostro es necesario para conseguir esa piel firme, suave y sin impurezas que todas las novias desean para el día de su boda. Con el proceso de exfoliación se retirarán todas esas células muertas que nuestra piel http://guiadenovios.com/moda-novia/belleza/casate-con-una-piel-tersa-y-radiante.htmlya de por sí elimina de manera natural, pero a un ritmo cada vez más lento según pasan los años. Nosotras por nuestra cuenta aceleraremos este proceso, logrando que nuestra piel esté más suave y brille más, y la aplicación de nuestra crema hidratante será más sencilla porque el producto penetrará mejor en la piel.

 

Según tu tipo de piel

Dependiendo de la piel que tengas, el proceso de exfoliación se hará de una manera u otra. Así, retirar estas células muertas será necesario solamente una vez por semana en el caso de tener la piel http://guiadenovios.com/moda-novia/belleza/cuida-tu-piel-antes-de-la-boda.htmlseca, pero para las novias con piel grasa es preferible que se exfolien el rostro dos o tres días por semana.

 

Ingredientes para exfoliar

1. Podemos realizar un exfoliante casero simplemente colocando un poco de azúcar en la palma de nuestra mano, mojarlo un poco con agua y lavar y frotar nuestro rostro. Este proceso se hará suavemente porque de lo contrario irritaríamos nuestra piel y la enrojeceríamos.

 

2. Además del azúcar, otro ingrediente que nos podrá ayudar a limpiar nuestro rostro es la zanahoria. Pela y lávala bien, córtala en trozos pequeños y métela en la batidora para triturarla durante algunos minutos. Luego, mezcla esta pasta con una pequeña cantidad de la crema hidratante que utilizas normalmente para tu rostro y aplica esta mezcla durante quince minutos.

 

3. No es la única fórmula económica y casera... también podemos exfoliar nuestra cara mezclando una cucharada de bicarbonato de sodio que tengamos en la cocina, con un poco de agua. Antes de aplicarlo sobre nuestro rostro procuraremos mezclar bien ambos ingredientes para que la mezcla ni esté muy fina ni muy gruesa. Insiste sobre todo en la frente, las mejillas y la nariz. Después de frotar sobre el rostro durante dos o tres minutos, aclárate la cara con agua tibia.

 

Últimos consejos

Nunca utilices sobre tu rostro un exfoliante diseñado para el cuerpo, porque la piel de la cara es más delicada y necesitará una crema especial.

 

Cuando estés exfoliando tu rostro, no frotes la zona del contorno de ojos porque esta parte de la cara es extremadamente delicada y por lo tanto nunca deberá ser exfoliada.

 

Recuerda lavarte el rostro antes de exfoliar, y realiza movimientos circulares por todo tu rostro cuando estés retirando las células muertas. Este movimiento, además, se realizará en dirección hacia arriba, y comenzará en el centro de nuestra cara para dirigirse luego a la dirección de las orejas.

 

Tu piel quedará completamente limpia y sana después de este proceso de exfoliación. Aplica después la crema hidratante para el rostro, como último paso para este ritual de belleza.

 

También te puede interesar:

La elección del fotógrafo de bodas: http://guiadenovios.com/info-bodas/ideas/la-eleccion-del-fotografo-de-bodas.html

Cabello: Accesorios http://guiadenovios.com/moda-novia/moda-novia/cabello-accesorios.html

Maquillaje para Novias de Noche http://guiadenovios.com/moda-novia/belleza/maquillaje-para-novias-de-noche.html

 

 

 

Otros reportajes relacionados

Una novia siempre debería llevar pendientes, por pequeños o grandes que sean. Eso sí, no todos los estilos valen pues, dependiendo del recogido de su cabello del escote de su vestido, optará por unos pendientes largos o cortos.
La novia debe ser ella misma durante su boda, mostrar su personalidad y ser fiel a sus gustos y preferencias, y el peinado también puede mostrar quién es realmente.
Muchas novias han soñado durante gran parte de su vida con encontrar ese vestido de novia perfecto con el que casarse algún día pero, se encuentran con que el diseño es mucho más costoso de lo que habían imaginado.