Consejos para tu reportaje de fotos

1.Si la boda se realiza en el interior, debéis escoger con antelación un lugar en el exterior donde poder sacar algunas fotos entre el momento de la celebración y la fiesta. La luz natural le da una vida nueva a las fotos.

2.Es conveniente variar el fondo de las fotos de grupo; colocar todo el mundo, desde los padres a los amigos, enfrente del mismo arbusto... ¡puede resultar de lo más tedioso!

3.La tarta de boda debéis ponerla en un lugar despejado, sin nada alrededor que desvíe la atención de la tarta en las fotos, como puertas, vidrios reflectores, etc.

4.En lugar de fotos estáticas y fastidiosas para todos os invitados, optad por pedir al fotógrafo que esté atento a momentos agradables, vuestros y de vuestros invitados, para que los capte naturalmente sin molestar a nadie.

5.En las fotos se puede parecer más delgado si se parece más alto. Si echáis los hombros hacia atrás, elevando el mentón (sin exagerar) podréis disfrazar esos pliegues en el cuello que no gustan mucho a nadie.

6.Aunque por norma no llevéis maquillaje en este día su uso se hace indispensable para salir con un aspecto cuidado en las fotos. Claro que deberéis usar maquillaje de color neutro y sin brillos para evitar el reflejo en las fotos.

7.Una foto no tiene que tener obligadamente la cara de alguien. Por veces una mano que sujeta un ramo o un niño de espaldas también nos cuentan la misma historia desde una otra perspectiva.

8.La novia no debe ir toda de blanco, con vestido blanco y ramo blanco… si el vestido es blanco, intenta complementar el ramo con otro color.

9.No intentéis controlarlo todo porque cuando hojeéis después vuestro álbum de boda, las fotos espontáneas serán vuestras preferidas.

10.Aprovechad la ayuda de la naturaleza: con un poco de viento en los cabellos o de lluvia, todo saldrá más artístico.

 

Otros reportajes relacionados

Una vez que los novios han decidido contraer matrimonio, se lo comunican a los amigos y familiares más cercanos. Si queremos dar un toque más clásico, antes de nada debemos proceder a realizar la petición de mano.
Puedes confiar en los milagros y comer durante un mes sopa de zanahorias o un bombón helado cada ocho horas. Nuestra propuesta es que pases del demonio de las dietas y toma un camino más seguro: adelgazar sin volverte loca
Una vez ha tenido lugar la ceremonia nupcial, llega el momento de celebrarlo. Y estas celebraciones dan comienzo precisamente con el banquete de bodas. No debemos descuidar su organización o nos arriesgaremos a dejar empañar el recuerdo del evento.